ABUSO SEXUAL INFANTIL: MITOS, CURSO Y PRONÓSTICO

​​

Autora: Carla Carulla, psicóloga infantojuvenil en Elisabet Rodríguez – Psicologia i Psicopedagogia

El concepto de Abuso Sexual Infantil (ASI)

El Abuso Sexual Infantil (ASI) es una problemática creciente y una de las formas de victimización más asociada al desarrollo de problemas psicológicos. La Organización Mundial de la Salud describe el Abuso Sexual Infantil como “una acción en la cual se involucra a un menor en una actividad sexual que él o ella no comprende completamente, para la que no tiene capacidad de libre consentimiento o su desarrollo evolutivo (biológico, psicológico y social) no está preparado o, también, que viola las normas o preceptos sociales.”

Por otro lado, el National Center of Child Abuse and Neglect, define el concepto como “los contactos e interacciones entre un niño y un adulto, cuando el adulto usa al niño para estimularse sexualmente él mismo, al niño o a otra persona. El abuso sexual puede ser cometido por una persona menor de 18 años, cuando esta es significativamente mayor que el niño o cuando el agresor está en una posición de poder o control sobre el menor”.

Esta definición pone de manifiesto una idea importante del ASI: los actos abusivos se pueden perpetuar de formas muy variadas, y no necesariamente siempre con contacto físico. El exhibicionismo, exposición a películas pornográficas o el relato de historias sexuales son actos abusivos que pueden tener importantes consecuencias en las víctimas. Adicionalmente, con el aumento y la popularidad de las nuevas tecnologías se han configurado otras formas de abuso, como puede ser el hacerse pasar por otro menor y/o realizar peticiones de desnudos a niños a través de las redes sociales. Los actos abusivos que incluyen contacto físico pueden ir desde las caricias hasta la penetración.

Así, se constata que no todos los ASI son iguales ni tienen el mismo efecto en las víctimas que los sufren, por lo que se pueden categorizar diferentes tipos de Abuso Sexual Infantil como el abuso sexual intrafamiliar, que consta de un abuso perpetuado por familiares; en otras ocasiones el abuso puede ser llevado a cabo por personas que no pertenecen al núcleo familiar, pero que mantienen un habitual contacto con la víctima (profesores, monitores, entrenadores…); o los abusos pueden ser perpetuados también por personas desconocidas para la víctima. En estos últimos casos suelen ser abusos de forma puntual y aislada, con mayor componente de violencia.

Mitos y falsas creencias acerca del ASI

La creencia de que los abusos son prácticamente inexistentes o poco frecuentes es una creencia errónea ampliamente extendida. Los casos de ASI no son aislados, las estadísticas indican que un 20% de la población sufre en su infancia abusos sexuales. Sin embargo, muchos de los casos no llegan a ser expuestos nunca o hasta años más tarde por la vergüenza, la culpabilidad y el miedo que generan.

También se cree que los abusadores son personas desconocidas para la víctima y que la familia es un entorno seguro para este tipo de amenazas. Sin embargo, conocemos que esto es falso, ya que la mayoría de los estudios sitúan los padres biológicos como los principales responsables de los abusos sexuales, seguidos por familiares cercanos, por conocidos no familiares y, por último, por desconocidos.

Otro mito que es especialmente peligroso es el considerar que, al ser niños, no tienen consciencia del abuso y por lo tanto no les produce sufrimiento. Esta creencia puede resultar especialmente dañina, ya que puede implicar evitar abordar el tema y ocultarlo, impidiendo así en ocasiones que el/la niño/a reciba el tratamiento y la ayuda adecuada. Está ampliamente demostrado que las víctimas no se olvidan de las experiencias traumáticas y que necesitan ayuda para la correcta reelaboración de las mismas.

¿Quién puede ser víctima de ASI?

El abuso sexual infantil afecta a niños y niñas de cualquier edad, raza, origen étnico y posición económica. No obstante, algunos menores pueden presentar mayor vulnerabilidad a este tipo de victimización, como por ejemplo los niños/as con discapacidad, con dificultades físicas, emocionales o de desarrollo. Los abusadores buscan estos infantes con la creencia de que es menos probable que cuenten el abuso.

¿Por qué los niños no cuentan que han sido abusados sexualmente?

Existen numerosas razones por las que los niños y niñas pueden tardar en contar que han sufrido este tipo de abuso. Es frecuente que los abusadores amenacen con agredir físicamente al niño/a o a los familiares si lo exteriorizan. Ante estas amenazas y la imposición del secreto, los infantes sienten una elevada vergüenza, culpabilidad y temor a contarlo por si se meten en problemas, no se les cree o se les separa de su familia.

Photo by Kat Smith on Pexels.com

La respuesta del adulto: pautas y orientaciones iniciales

Se ha observado que la respuesta que recibe la víctima de ASI cuando revela su vivencia es altamente relevante en su bienestar psicológico posterior. Se han asociado ciertas reacciones sociales negativas como respuestas de culpabilización y de negación, o bien respuestas confusas, ambivalentes y contradictorias, con un mayor grado de sintomatología patológica. Asimismo, la reacción de distracción que consiste en animar al menor a no hablar de la experiencia y a olvidarlo, también ha demostrado ser errónea, ya que impide al niño/a expresar sus emociones sobre la experiencia y sobre su necesidad de apoyo y le deja solo con su malestar y sus dudas.

Teniendo en cuenta esta información, ante una revelación de estas características es necesario mantener la calma, escuchar atentamente, agradecer y reforzar el hecho de haber verbalizado la experiencia y, sobre todo, evitar culpabilizar a la víctima. Asimismo, cabe recordarle que cuenta con el apoyo de sus allegados y que en cualquier momento puede compartir su malestar, a fin de evitar el desarrollo de sentimientos de soledad o desamparo. Así, generar un entorno de comprensión y confianza es un aspecto fundamental desde el primer momento, hasta que se realiza la demanda de atención profesional.

¿Qué impacto psicológico pueden tener los abusos sexuales en las víctimas?

Algunas de las repercusiones emocionales o trastornos que se pueden desarrollar en las diferentes etapas evolutivas tras haber sufrido un abuso de estas características son las que se mencionan a continuación:

  • El desarrollo de problemas emocionales: trastorno de estrés postraumático, trastornos depresivos y bipolares, trastornos de ansiedad, trastorno límite de la personalidad, baja autoestima, conductas autolesivas, ideación e intentos de suicidio.
  • Problemas de relación: aislamiento, ansiedad social y dificultades en las relaciones de pareja.
  • Problemas de conducta y adaptación: trastornos de conducta y conductas antisociales.
  • Problemas funcionales: trastornos de la conducta alimentaria, dolores físicos, trastornos de somatización, desordenes ginecológicos y trastornos por abuso de sustancias.
  • Problemas sexuales: sexualidad insatisfactoria y disfuncional, conductas de riesgo sexual, y maternidad temprana.

¿Es posible la recuperaciónpsicológica de las víctimas?

Sí, con las terapias de tratamiento adecuadas y un apoyo familiar adecuado los niños pueden recuperarse de estas experiencias y reducir el impacto emocional de las mismas. La Terapia Cognitivo-Conductual Centrada en el Trauma es un modelo de psicoterapia basado en la evidencia que reduce de manera eficiente los síntomas del Trastorno por Estrés Postraumático, la depresión o ansiedad relacionadas con el trauma, los problemas de comportamiento y los problemas emocionales y cognitivos derivados del trauma tales como el miedo, la vergüenza y la culpa. Más concretamente, tiene por objetivos:

  • Aprender habilidades efectivas de gestión de los problemas emocionales y de comportamiento relacionados con el trauma.
  • Afrontar y resolver dichos problemas de una manera segura y terapéutica.
  • Integrar eficazmente las experiencias del trauma y ayudar a seguir adelante con sus vidas de una manera segura y positiva.

¿El abuso sexual infantil se puede prevenir?

La conciencia social acerca de esta problemática es fundamental y necesaria para la prevención de la misma, así como la correcta implementación de programas de prevención. Entre los principales factores protectores se encuentran:

  • Conocer qué es el abuso sexual infantil, los tipos, las consecuencias y el marco legal para sensibilizarnos y favorecer la detección precoz.
  • Educación sexual infantil para entender la sexualidad como parte fundamental del desarrollo humano.
  • Autocuidado en niños para favorecer la identificación de situaciones de amenaza y la formación de estrategias efectivas de autoprotección.

Referencias Bibliográficas

Beltran, N. P. (2010). Consecuencias psicológicas a largo plazo del abuso sexual infantil. Papeles del psicólogo, 31(2), 191-201.

García, A. Z. (2017). Evaluación psicosocial del abuso sexual infantil: factores de riesgo y protección, indicadores, técnicas, y procedimientos de evaluación. Apuntes de psicología, 34(2-3), 201-209.

Intebi, I. V. (2011). Proteger, reparar, penalizar: evaluación de las sospechas de abuso sexual infantil. Ediciones Granica SA.

Manuel Vicente, C. (2017). Detectando el abuso sexual infantil. Pediatría atención primaria, 19, 39-47.

Pereda Beltran, N., & Forns, M. (2007). Prevalencia y características del abuso sexual infantil en estudiantes universitarios españoles. Child Abuse & Neglect, 2007, vol. 31, p. 417-426.

Pereda, N., & Sicilia, L. (2017). Reacciones sociales ante la revelación de abuso sexual infantil y malestar psicológico en mujeres víctimas. Psychosocial Intervention, 26(3), 131-138.

www.NCTSN.org

https://www.fbernadet.org/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close