NAVIDAD Y TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA: ORIENTACIONES PRÁCTICAS

Autora: Carla Carulla, psicóloga infantojuvenil en Elisabet Rodríguez – Psicologia i Psicopedagogia (Granollers).

La Navidad puede ser un periodo complicado, ya que es una época del año que, aunque tradicionalmente se asocia a alegría, felicidad, agradecimiento, familia, unión, etc., la realidad es que no siempre se experimentan este tipo de sensaciones en todos los individuos.

Así, esta época puede evocar sentimientos de soledad, conflictos familiares, tristeza por una pérdida, sensación de desunión, dificultades económicas, dolor por estar sufriendo una depresión o un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA). Veamos en este último caso, cómo abordar este periodo anual de una manera más beneficiosa y adecuada.

¿Por qué existe mayor dificultad en esta época para las personas que presentan TCA?

En primer lugar, porque durante estos días la alimentación cambia en muchos sentidos: se suele aumentar la variedad de alimentos consumidos, incluyendo muchos que no suelen estar presentes durante el resto del año; las cantidades también aumentan, celebrándose muchas más reuniones grupales que van asociadas a ingestas mayores; y suele ser también una época en la que están presentes muchos alimentos que pueden ser temidos o restringidos habitualmente.

Asimismo, más allá de la propia alimentación, la rutina también suele sufrir cambios importantes durante este periodo Navideño. A pesar de ser una época que en ocasiones ofrece la oportunidad reducir la elevada actividad rutinaria, también puede asociarse a más estrés académico o laboral, así como también a nivel familiar, ya que implica más interacción con familiares con quienes pueden existir conflictos latentes, con quienes la relación no es la deseada o con familiares más propensos a realizar comentarios sobre la propia imagen corporal o los hábitos alimentarios. Todo esto conlleva que este periodo pueda ser estresante para algunas personas, especialmente las que sufren un Trastorno de la Conducta Alimentaria.

Consideraciones importantes en estas fechas

En primer lugar, es importante recordar que este periodo es temporal, que no durará para siempre ni tendrá un efecto determinante en la propia salud o en la imagen corporal. Así, una vez transcurrida esta corta etapa, se tienden a recuperar los hábitos alimenticios generales con la vuelta a la rutina personal y profesional.

También cabe tener en cuenta que la alimentación tiene muchas más funciones que la puramente nutritiva. Además, la alimentación presenta una finalidad placentera, es una actividad cultural, permite la sociabilización, o también se asocia a motivos de celebración, etc. Ante todas estas funciones, es esencial que los nutrientes que se ingieran en las ingestas sean “saludables”. De hecho, los japoneses incluyen el “placer” en sus directrices dietéticas como uno de los objetivos de una alimentación saludable, ya que diversos estudios han demostrado que tanto la absorción de los nutrientes como la digestión mejora cuando se disfruta de la comida que se ingiere. Así, es importante recordar durante estas fechas que comiendo ciertos alimentos también se respetan estas otras necesidades mencionadas anteriormente, fundamentales para una buena salud física y emocional.

Finalmente, para las personas que estén en proceso de recuperación de un Trastorno de la Conducta Alimentaria, es relevante recordar que estas fechas no tienen por qué ser el momento de hacer grandes avances. Es un periodo complejo en el que se puede llegar a percibir cierta exigencia por parte de los demás. Lo importante no es que sea el periodo de más logros, sino que estos pueden mantenerse, sin excesivos pasos atrás. Atender y entender la complejidad de estas fechas, es útil para activar la compasión con uno/a mismo/a, el autocuidado, el autorespeto y valorar el propio esfuerzo.

Photo by picjumbo.com on Pexels.com

Orientaciones pŕacticas para transitar por estas fechas de una manera más segura

A continuación, se describen algunos aspectos que pueden ayudar a aumentar la seguridad en torno a la alimentación durante estas fechas. Es importante entender que dichas recomendaciones son aspectos generales que pueden ser de utilidad, si bien es cierto que las personas en tratamiento psicológico pueden consultar con el profesional la mejor manera de abordar dichos aspectos. Algunas pautas que pueden aplicarse son las siguientes:

–   A pesar del cambio de rutinas y horarios, intentar mantener las 5 comidas (o las que se hayan pactado realizar) de manera general, evitando sobre todo el hecho de compensar sobreingestas con saltarse otras comidas.

–   Tener un aliado/a en la familia que conozca el propio problema y que pueda ayudar de diversas maneras: sentarse con él/la en la mesa durante las comidas familiares, pedirle que sirva la comida en el plato, que esté atento/a a comentarios o situaciones disparadoras para que pueda acompañar y dar apoyo a la persona con TCA, etc.

–   Si las comidas son tipo pica-pica, puede ayudar a disminuir la sensación de inseguridad poner lo que va a ingerirse en un plato, de esta forma se percibe visualmente y ayuda a garantizar una alimentación suficiente. Esto puede servir tanto para los perfiles más restrictivos, como para los casos de atracón. Si se está en un punto de recuperación en el que se duda de estas cantidades, puede ser oportuno que la persona aliada lo elija y lo sirva.

–   Detectar previamente haciendo dos listas en las que indicar cuáles son las situaciones de riesgo que activan pensamientos negativos y por otro lado anotar cuáles son las situaciones que generan seguridad y protección. Ejemplos de situaciones de riesgo pueden ser sentarse al lado de una persona que comenta habitualmente sobre la comida, ponerse cierto tipo de ropa apretada, etc. Puede ser interesante que ante la lista de situaciones de riesgo elaborar una lista de estrategias nombrando acciones que pueden resultar seguras para estos desencadenantes.

–   Poner límites a los comentarios de los demás. Es frecuente que durante estas fechas, especialmente si no se ve de manera habitual a ciertos familiares, puedan aparecer comentarios sobre el propio aspecto físico. Cabe recordar que tenemos todo el derecho a poner límites a este tipo de verbalizaciones u otros que puedan incomodar. Algunos ejemplos de límites pueden ser los siguientes:

o   Con antelación mandar un mensaje al grupo familiar: “Veréis que mi cuerpo ha cambiado estos meses, es un tema que ya estoy trabajando a nivel personal con profesionales que me acompañan y me gustaría que no se comentara nada al respecto”.

o   O tras un comentario inapropiado: “Entiendo tu preocupación, pero me gustaría que no se hablara sobre mi aspecto o mis hábitos alimentarios”.

–   Evitar la báscula y las conductas de body checking: es esperable que en este periodo esté aún más presente el miedo a engordar. Sin embargo, es necesario que este no lleve a las conductas de comprobación del propio peso, aspecto o tamaño corporal. Así, esconder la báscula y evitar el ir comprobando nuestro cuerpo en el espejo durante este periodo es algo altamente beneficioso.

–   Exponerse progresivamente a la introducción de alimentos temidos. Se puede hacer una lista de los alimentos restringidos menos y más temidos e ir aproximándonos a la introducción de los mismos durante estos días desde, empezando por el alimento más asequible.

Finalmente, puede ser de utilidad consultar con el profesional de referencia los aspectos que mayor preocupación generan durante estos días, así como compartir las preocupaciones o emociones con personas del entorno que puedan ser un apoyo. Es un período complejo donde a las personas que se encuentran con este tipo de problemáticas cabe asistirlas con comprensión, acompañándolas a transitar por estas fechas de una manera más respetuosa y agradable tanto física como emocionalmente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close